Ruta de Ynatsé

banner.1080x200-2

Un ejemplo de población neolítica es el poblado de La Draga, que se encuentra hacia el centro de la orilla oriental del lago de Bañolas, sobre una playa de sedimento lacustre. Este espacio presenta una superficie amplia y regular, óptima para que se instalara en ella una de las comunidades de agricultores y ganaderos más antiguas del noreste de la península Ibérica. La topografía neolítica de este lugar presentaba un acentuado desnivel de norte a sur y de este a oeste, hasta alcanzar la orilla del estanque, a la vez que por el este y el sur, la parte trasera del hábitat, se extendían zonas de humedales. El área ocupada por el poblado neolítico era, pues, casi una isla, muy fácil de defender, característica que se observa a menudo en relación con los asentamientos neolíticos situados a orillas de lagos.

El Círculo de Piedra, inspirado en el asentamiento megalítico de Stonehenge en Inglaterra, y que tuvo sus antecedentes en monumentos de madera, siempre se ha identificado con el culto a los muertos y la idea del contacto con el más allá
Sus habitantes compartían una serie de tradiciones técnicas comunes con otros grupos neolíticos del litoral mediterráneo peninsular, valle del Ebro, Pirineos y sureste francés. Estas coincidencias son más evidentes en los grupos neolíticos del sur de Francia, con los que las características similares de los poblados, los tipos de cerámicas y el uso de la misma clase de sílex, entre otros muchos aspectos, muestran que las relaciones entre los grupos de un lado y otro de los Pirineos debían de ser muy estrechas.

En las cuevas de la Monaca, en Calabria, se han encontrado evidencias del desarrollo de la industria minera del hierro:
Los animales domésticos están representados por el cordero, la cabra, el buey y el cerdo, que constituían el noventa y siete por ciento de la carne animal consumida. Por otra parte, los animales que se cazaban eran el toro salvaje, el ciervo, el corzo, el jabalí, el zorro, el tejón, la marta, el gato montés, el conejo y la tortuga, así como varias especies de pájaros y de peces del lago. Entre los animales que se consumían había también diferentes clases de bivalvos y caracoles de mar, que posteriormente se empleaban para fabricar objetos de adorno y como herramientas.

Reconstructed City Of Catalhoyuk

En Anatolia, en la actual Turquía, se encuentra la Ciudad de los Muertos, donde se hallaba el conocido yacimiento de Çatal Hüyük
La economía se basaba esencialmente en la agricultura y la ganadería, mientras que la recolección y la caza tenían un peso testimonial. Dado que los alrededores de la zona debieron de estar bastante inundados en el neolítico antiguo, las tierras inmediatas solo servirían como huertos de leguminosas (habas, guisantes). Los terrenos de cultivo para los cereales (trigo, espelta y cebada), tan abundantes, probablemente estaban situadas en las alturas cercanas.

 

 

95263702

El mundo neolítico es un gran desconocido, por esto la literatura solo puede intentar recrearlo y mostrar, con documentación e imaginación, cómo eran las personas y sus relaciones, cómo era su entorno, el clima, el paisaje y los recursos con los que contaban. Entre las actividades económicas destacaba la minería. Un ejemplo se encuentra en las minas de Gavà, uno de los patrimonios arqueológicos más importantes del neolítico europeo y el conjunto de minas estructuradas en galerías más antiguo de toda Europa, de donde se extraía la variscita, un mineral cuyo color puede ir del verde al rojo que se usaba para tallar joyas y vasijas que se intercambiaban con otros pueblos.